viernes, 8 de julio de 2011

Cuando Sabes Que Sabes

Cuando al fin decidí crear Ruborosa, mi intención no era un blog solo para llenarse los ojos y el alma de los detalles más hermosos para bodas…de esos blogs ya hay muchos y los amamos. Pero también quería, y todavía es mi deseo, que mi blog sea lo más real posible, acerca del antes, durante y después de una boda. En todos los aspectos. No solo aspiramos a bodas espectaculares, sino también a matrimonios espectaculares.

Una pregunta que me hago con frecuencia y hoy quisiera hacer el intento de contestar (y si tengo su ayuda, ¡mejor!) es: ¿Cuándo se sabe que estas lista para casarte? Me rehúso a pensar que lo sabes, como cuando “sabes” que esos zapatos que te llaman desde la vitrina son los perfectos para ti, o cuando en medio de la búsqueda de un apartamento finalmente entras a uno y “sabes” que lo convertirás en tu hogar. Estamos hablando de matrimonio, un vínculo eterno entre dos. Dudo que esto sea como firmar un contrato de arrendamiento por un mínimo de 6 meses.

Si bien, una mujer, como yo, de 25 años en una relación de casi 5 años con un hombre maravilloso, pero que todavía no se ha casado, no podría decir con exactitud cuándo es que se sabe estar lista para el matrimonio. Sí podría decir, con bastante seguridad, cuando no.



{Cuando quieres revivir la chispa} Hay parejas que sienten que si su relación se está enfriando, es porque ya han pasado la etapa de novios y el próximo paso debe ser casarse. El matrimonio no significa el final de las cosas que no te agradan de tu pareja durante el noviazgo. Todo lo contrario. Puede que esas cosillas detestables se multipliquen por 10 una vez comiencen a decidir juntos sobre su hogar, boda, finanzas, quehaceres de la casa e hijos. Las relaciones no son siempre mariposas en el estómago. ¿Quién dice AMÉN? Son arduo trabajo en el noviazgo y más casados (no te dejes confundir con las películas rositas de Hollywood). Casarse debe ser como un súper-mega bono añadido a la relación fuerte y especial que YA tienen juntos. No arreglará su relación. Si algo, la fortalecerá.

{Cuando quieres una seguridad económica} Suena atractivo brincar a un matrimonio con un hombre que pueda brindarte la estabilidad económica que te falta. Créanme, yo sé lo que es estar solita sumando y restando en un ataque de histeria. Pero pensar que lo que necesitas es un hombre con quien dividirse los gastos, o que te mantenga. Y por fin darte un alivio de tu carga financiera, es una gigantesca equivocación. Lo que necesitas es una tremenda calculadora, cocinar más en casa, y cortar con las mil visitas a las tiendas. Vas a estar bien, mi niña.

{Cuando piensas que tu reloj biológico te está traicionando}
El asunto este de la edad para casarse hace que mi cabecita de vueltas a mil por hora. En mi ¼ de vida, ya hay gente preocupada de que acelere el paso si quiero llegar a tener una familia. Y otros que me dicen, “¿25? Niña, pero si estás tan jovencita. No hay prisa”. Pero luego te ven casándote a los 30 o 40 y picos y piensan que eres una ridícula que esperó demasiado para verse bien en un traje de novia. Y de seguro ya estas “seca" para tener niños (pero que expresión tan fea). Y terminarás siendo una doña arrugada con 20 gatos. Blaaah! Tu edad ideal para casarte es la que tú determines que es la ideal para ti. Que estés entrando en añitos no significa que debes apresurarte al matrimonio. Además por algo Dios les ha dado tanta sabiduría a los médicos. Si quieres unos cuantos cabezones, a la edad que sea, de seguro los tendrás. ;)

{Cuando quieres llenar un vacío} Oh, oh. Más vale que le hagas caso al que sea que te haya dicho alguna vez, “Tú no necesitas de un hombre para ser feliz”. Sorry, pero si te vas a casar con alguien para sentirte completa, satisfecha y feliz contigo misma porque todavía al sol de hoy no lo estás, te estás casando por la razones equivocadas. Como dije, las relaciones dan trabajo. Que mal sería que ya metida te des cuenta que esa cosa que prometiste de “hasta que la muerte nos separe”, WOW qué difícil se te está haciendo. Analízate antes de que sumes permanentemente a alguien a tu vida. Evalúa lo que antes debes ajustar, crear o terminar. Cuando casarte sea para añadir aún más felicidad y amor a tu vida en vez de completar o llenar un vacío, yo creo que estas lista. :)

Sras. Blogueriñas: ¿Cuándo supieron que había llegado el momento para casarse? Srtas. Blogueriñas ¿Cuándo creen que sabrán?

¿Se enteraron que hoy es viernes? Wooohooo! ¡Feliz finde linduras! ;)

..............................

Foto: Sean Flanigan / Style Me Pretty

1 comentario:

Yanitza dijo...

¿Quiero que alguien me diga si estoy lista o No lo estoy? NO. Cuando me quería casar hice lo que toda novia ilusionada y enamorada. Comencé a recopilar información sobre lo que me gustaba, lugares, colores, damitas, invitados y todo... Pero, faltaba algo muy importante: El consejo Pastoral. Cuando nos sentamos mi novio y yo a decirle a nuestra Pastora de nuestros planes ¡Tremendo Bajón! No están listos para casarse. Detengan todo hasta que resuelvan esto, esto y esto... Si bien es cierto que a nadie le gusta que le digan lo que tiene o no que hacer, dice la biblia que en la abundancia de consejo se organizan los pensamientos del hombre... Lo vivimos literalmente. Estuvimos trabajando fuertemente con los consejos de nuestra Pastora y al año nos casamos... Resultados: En un mes cumplimos 9 años de casados y todavía podemos decir que será hasta que la muerte nos separe.
"No es bueno que el hombre esté solo"
Somos seres gregarios, así nos hizo Dios. ya este principio está en el corazón de El. Ya que así nos formó, también pensó en aquella persona que te complementaría y ¿qué podemos decir del momento en que esto ocurrirá?. Si, también está en su conocimiento...
"Busca primeramente el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás vendrá por añadidura".

Si no tienes a nadie que te ayude a tocar temas del noviazgo y del futuro matrimonio llámanos. Iglesia de Jesucristo el Caballero de la Cruz
CANTARES, Talleres Pre-Matrimoniales
999-1472